Connect with us

Actualidad

Una empresa Andaluza pionera en poner la jornada laboral de cuatro días a la semana

Publicado

on

Trabajar 4 días por semana, sosteniendo el sueldo y asimismo la productividad, es ya posible en España. Una compañía de Jaén, Sofware Delsol, ha comenzado este mes de enero a aplicar esta renovadora jornada de trabajo para sus ciento ochenta y uno empleados. La mayor parte trabajan ya de lunes a jueves, y el resto lo hacen en bloques de 4 días continuados rotando de lunes a viernes (cada 4 semanas amontonan 4 días extra de reposo) para asegurar la atención de los cincuenta y tres clientes del servicio que tiene la compañía en toda España y asimismo en Sudamérica, eminentemente pequeñas y medianas empresas a las que se presta soporte de software. Para hacer posible esta medida, la firma jiennense ha aumentado su plantilla el último año en veinticinco trabajadores. Y la jornada de trabajo, hasta el momento de cuarenta horas semanales, se ha reducido ahora hasta las treinta y seis horas en invierno, y veintiocho en los meses de verano.

El discute sobre la jornada de trabajo de 4 días por semana apenas ha tenido recorrido en España, y tampoco en el extranjero. Solo se procuró aplicar, sin éxito, en Finlandia y hubo ciertas experiencias conduzco en N. Zelanda. La única medida sólida a este respecto es la de Microsoft en el país nipón, que asegura haber aumentado sus ventas un cuarenta por ciento tras introducir la jornada semanal de 4 días.

“No ha sido simple introducir esta medida, ha sido un reto pues no teníamos ningún referente a este respecto ni tampoco había legislación donde apoyarnos, no sabíamos dónde asistir”, apunta Fulgencio Messeguer, consejero encargado de esta empresa de comercialización de software que lleva veintiseis años implantada en Jaén. No obstante, Messeguer tiene claro que la iniciativa no es más que “un peldaño más en la política de esta firma, donde la innovación no solamente se busca en el desarrollo de los productos sino más bien asimismo en el momento de administrar el conjunto humano”. Hace unos años ya decidieron que cada viernes por la tarde no se trabajaba y que acabarían la semana con un encuentro colectivo en un ambiente relajado. Las instalaciones de la compañía, en el Parque Científico y Tecnológico Geolit, están diseñadas por igual entre zonas de producción y de ocio, cohabitando espacios para la atención a los clientes del servicio con zonas de sofás para asambleas más informales y reposo, un gimnasio, pista de padel y hasta una piscina en el exterior. Asimismo se ofrecen menús sin costo a los trabajadores y, de cara a fortalecer las políticas de conciliación laboral, la compañía ofrece becas, seguros de salud y asimismo deja el trabajo a distancia, como le ocurre a un miembro del equipo que desarrolla su jornada desde su domicilio en Burdeos.
Menos absentismo
Ahora bien, ¿esta medida sostiene la productividad de la plantilla? Fulgencio Messeguer no tiene ninguna duda: “A mayor bienestar en el trabajo, mejor atención a los clientes del servicio y asimismo mayor productividad”, señala. Y resalta otras ventajas de esta revolucionaria jornada de trabajo, como es el ahorro energético y menos polución al generarse menos desplazamientos en turismo. El grado de satisfacción de los clientes del servicio con la compañía es de un nueve con veintiocho, una nota que el consejero considera como algo inusual mas que, al tiempo, les da más responsabilidad.

La compañía estima que acortando la jornada de trabajo semanal consiguen un retorno positivo con la reducción del absentismo laboral, la fidelización de la plantilla y la atracción del talento a su equipo de trabajo. Una medida recibida con entusiasmo en la plantilla y que fue pactada con el comité de empresa dirigido por la Federación de Asociaciones Sindicales, Fasga, una fuerza sindical independiente. Además de esto, la compañía garantiza todos los años una subida salarial sobre el tres por ciento (del tres,2 por ciento este año), algo asimismo nuevo en el panorama sociolaboral del país.

“El entorno es excelente, y eso forma parte asimismo de la cuenta de resultados de la compañía”, señala Juan Antonio Mallenco, responsable de Comunicación de Sofware Delsol. A su juicio, “se puede ser una compañía rentable y sustentable cuidando al capital interno, al empleado, por el hecho de que a empleado satisfecho cliente del servicio satisfecho”. Una buena parte de la plantilla de Sofware Delsol son titulados en Administración y Dirección de Empresas y asimismo hay veinta ingenieros en telecomunicaciones que son los encargados del desarrollo del software que se comercializa a empresas de todo el país.

Continua leyendo
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *