Connect with us

Cotilleos

No te pierdas el nuevo negocio de Belen Esteban. ¿Se le está yendo la cabeza?. ¿va en serio?

Publicado

on

Que la imagen de Belén Esteban es un negocio en sí, es un hecho. Coronada como «la princesa del pueblo», sus años en TV han dado sus frutos y casi todo lo que toca se transforma en oro. Prueba de ello fue la exclusiva que vendió con ocasión de su boda a la gaceta «¡Hola!» y que se transformó en una de las más aguardadas del año. Si bien este es únicamente uno de los ejemplos.

Aprovechando su tirón de influencer

Trabajando en su faceta como «influencer» -en Instagram cuenta con más de ochocientos seguidores- han sido muchas marcas las que han pedido su cooperación para promocionar sus productos. Un negocio más que rentable y, a veces, pagado a coste de oro. Desde productos adelgazantes hasta artículos de tendencia, pasando aun por un patinete eléctrico.

El nuevo negocio: Belen Home Decor y la presentación

Mas la ex- de Jesulín de Ubrique ha decidido ir un paso más allí y crear su marca, nueva que ha compartido con los usuarios de redes sociales, y que ha provocado la indignación de muchos de ellos. Belén Esteban ha puesto en marcha una firma de decoración, Home Decor que, de momento, solo comercializa 3 candelas aromatizadas al limitado coste de treinta y cinco euros una de ellas y treinta y nueve las otras 2 (a lo que habría que sumar los gastos de envío).

Las reacciones a Belen Home Decor

Muchos son los que se han echado las manos a la cabeza al conocer este nuevo negocio que recuerda, sin ir más allá, al reciente lanzamiento de Gwyneth Paltrow y las candelas que huelen como su vagina (si bien sin tantas excentricidades). «Tus seguidoras son gente como eras ya antes, una pobre sin oficio ni beneficio. ¿De qué manera gastarán treinta y cinco pavos en una candela?», «La gente está ida, gastar treinta y nueve euros por una candela, dárselo a alguien que necesite para comer, no a esta que tiene bastante», «Se nos va la cabeza, de verdad» o bien «Están muy chulas Belén, mucha suerte, mas para ciertos bolsillos», son solo ciertas críticas que ha recibido.

Belén Esteban no es la única de sus compañeras que ha decidido probar suerte alén de los platós. Paz Padilla y su hija, Anna Ferrer, pusieron en marcha una firma de ropa que asimismo ha sido muy criticada por sus elevados costes. Kiko Matamoros, por servirnos de un ejemplo, degusta el éxito de su mejor inversión, una de las discos de tendencia de la capital.